La plaza del pueblo


Plaza del pueblo repleta de gente (obsérvese la ventana de la iglesia)
Plaza del pueblo con la antigua fuente, la Iglesia (obsérvese la ventana tapada bajo el campanario, sobre la cabeza de la Segadora) y la panadera de Tórtoles (La Navarra).
Plaza del pueblo

     Antiguamente se llamaba Plaza del General Franco. No era de extrañar en absoluto pues en aquella época eran muchos los pueblos que "por decreto" adquirían "ese" tipo de nombres. No hemos podido averiguar la denominación de la misma anteriormente. Con los nuevos tiempos, recibe el nombre de Plaza de Castilla y León.
 

Fíjense, a la derecha de la Segadora, el lechazo colgado en la pared.
Plaza del pueblo
Plaza del pueblo con el ayuntamiento antiguo

    La fuente de la plaza data de comienzos de siglo, concretamente de 1914. Poseía cuatro caños de los cuales manaba abundante agua, además de un enorme pilón donde saciaban su sed las bestias. Sobre la fuente se situaba la Segadora.

    En 1975 fue retirada la fuente conservándose sólo la estatua y en 1998 la Segadora ha sido sustituida por una nueva; además se ha hecho una fuente que imita a la de antaño.

    La conocida popularmente en Castrillo de Don Juan como La Segadora es la Diosa Ceres, divinidad romana (Démeter es su correspondiente griega) protectora de la agricultura y originaria de Campania, hija del Dios romano Saturno (Cronos) -que enseñó a los latinos el cultivo de la tierra- y Cibeles (Rea). En su mano derecha lleva una hoz y en la izquierda un ramo de espigas.

    Del griego kertis y el latín creare (crear), hija de Saturno y de Rea, es una divinidad itálica de mucha antigüedad pero que acabó por quedar totalmente identificada con la Deméter griega. En el mito, Perséfone recibe el nombre de Preréfata o Proserpina, fruto de los amores de Ceres y Júpiter, llevada por Plutón a su reino subterráneo. Ante los lamentos de la madre, los dioses no muy compasivos se limitan a recetarle láudano que le ayude a conciliar el sueño. Movida por el amor a su hija, Ceres unce dos dragones alados, se hace con una antorcha que prende al pasar sobre el Etna y cruza por los aires llamando con agudos gritos a Proserpina.
 

La segadora en 1920
La fuente de la plaza hacia 1920
Pinocheles. Al fondo, la plazoleta
Fotos comparativas, en distinta época, con la Segadora como único elemento común

    Su culto fue introducido en el 496 a.C. entre los romanos. Los romanos celebraban al año varias fiestas en honor de la diosa de la agricultura y de las cosechas. En el año 44 a.C. César instituyó dos magistrados, los aediles cereales, para que presidieran estas celebraciones.

    A Ceres se le consagraron la cerda (como símbolo de maternidad), el carnero, la grulla y la tórtola. La constelación de Virgo llevó su nombre antes de que se descubriese el planeta Ceres, de ahí el nombre de una estrella de dicha constelación, la espiga de la Virgen. Es también la procedencia de las iconografías del signo del zodiacal de Virgo, la doncella con una hoz y una gavilla de trigo.

    Las siguientes fotos muestran las mismas vistas de parte de la plaza en distintos momentos. La primera es de 1975 cuando empezaron las obras que eliminaron la fuente. La segunda es mas reciente, cuando se iniciaron las obras del arreglo del tejado de la iglesia.
 

Iglesia y plaza del pueblo en 1975 (01/06/1975)